placenteramente-frustrante

Los videojuegos ofrecen una experiencia, que a momentos pareciera ser frustrante, ya que la dificultad en la que se presentan los problemas, no siempre hace que sea fácil resolverlos, pero aún así deseamos poder resolverlo. Esta experiencia se entiende como una experiencia placenteramente frustrante, ya que en la medida en que la dificultad del problema aumenta, y por ende nos obliga a desarrollar mayores habilidades para poder resolverlos, aumentando la frustración por los posibles fracasos, permite que cuando se logra el objetivo propuesto, se genere un genuino placer por el logro conseguido. Este es uno de los objetivos que quizás más cueste desarrollar en la experiencia escolar, ya que conseguir que la motivación de los estudiantes se mantenga en el tiempo, más aún cuando la frustración es alta, es uno de los grandes desafíos para los docentes. Los videojuegos, pueden aportar a la motivación, especialmente, por su capacidad de generar experiencias placenteras.

 (por James Paul Gee, traducción de Eduardo Ferry)
Contact Us

Send your questions and we will respond you ASAP

Not readable? Change text. captcha txt